Historia de Loiu

En tiempos remotos (no hay datos de fechas exactas), esta Anteiglesia era conocida por Luxua o Lucua, que denota bosque.
En estos tiempos, Luxua ostentaba la condición de portuaria, ya que tenía acceso al entonces puerto de Asua.
En 1634, sólo había 500 vecinos, que vivían en 98 casas en Loiu. Su tejera y los 7 molinos existentes mantenían una industria que les permitía vivir con holgura.
En estos tiempos, la parroquia era el verdadero control del pueblo, ya que el sacerdote era la única fuente de información de que podían disponer los organismos oficiales para conocer el censo de habitantes y los medios de vida.
Aunque se desconoce la fecha exacta de la construcción de la parroquia dedicada a San Pedro Apóstol (probablemente fundada en el siglo XII por sus feligreses), se sabe que sufrió la primera reforma en 1634. Y si San Pedro Apóstol era para Loiu su patrón espiritual, en lo humano pertenecía la feligresía al Conde de Santa Ana, patrono divisero con el gozamen de décimas en virtud de la compra que su padre, don Mateo Izagirre y primer Conde de Santa Ana hizo al dueño de la casa solar de Luxua. Con anterioridad al patriarcado del Conde de Santa Ana, Loiu se debía a la Merindad de Uribe.

Loiu contaba con fiel con asiento y voto 43 en las Juntas Generales de Gernika.
La Anteiglesia estuvo anexionada a Bilbao desde el 19 de junio de 1966 hasta el 1 de enero de 1983.

Ver mapa del Término Municipal de Loiu del año 1923.