Noticias

Coches clásicos 

El pasado domingo día 9 de noviembre, Loiu celebró la primera edición de su Concentración de Coches Clásicos en la Herriko Enparantza, frente a la plaza que está delante del Ayuntamiento. El público respondió a pesar de la lluvia.

El mal tiempo no impidió que el público acudiera a la primera edición de este evento que se celebra en Loiu. La lluvia era la única que no estaba invitada y aún así acudió. El pasado domingo día 9, Loiu celebró la primera edición de su Concentración de Coches Clásicos y el día amaneció gris y pasado por agua. Pero la climatología adversa no fue problema para que la gente acudiera a este municipio para disfrutar de la elegancia y el rugir de los motores de estos autos. De hecho, esa mañana se acercaron casi80 modelos de coches clásicos y deportivos. Incluso estuvo presente un Ferrari Testarrosa ganador del trofeo al coche más deportivo que llegó desde Gasteiz.

La afluencia del público que se acercó a Loiu ese día fue notable, de manera que el Consistorio de la localidad valora positivamente el evento y ya han comenzado a pensar cómo organizar una siguiente edición para el año próximo. Los coches, con sus bellas y cuidadas carrocerías comenzaron a llegar sobre las 9.00 horas. y fueron aparcando en la Herriko Enparantza. Una vez llena ésta se pasó a Alonsotegi Enparantza. Sobre las 11.00 estaba programado que los coches se dieran una vuelta por las diversas localidades del Txorierri, pero debido al mal tiempo la organización prefirió noarriesgarse y finalmente no salieron. Aunque el agua frenó esta actividad, esto no fue inconveniente para que la mañana estuviese impregnada de buen ambiente. Así, se paso posteriormente a la votación de los coches en la categoría del más deportivo, elegante y simpático. Después de esta jornada que vistió de fiesta el municipio, tanto el Consistorio como el público quedaron satisfechos del evento. Pero también quedaron contentos los numerosos pilotos participantes que acudieron a Loiu con sus autos con sabor a tiempos pasados.

Tanto es así, que esperan poder volver a repetir este evento el año que viene... Pero eso sí: sin inclemencias metereológicas. Así, esta cita pasa a sumarse a una interesante jornada más que se suma al calendario de eventos de Loiu. Los amantes del motor y de las líneas elegantes y de otros tiempos tienen un punto de encuentro más el año que viene para disfrutar de los diversos modelos. Ahora solo queda cruzar los dedos para que el año que viene, la lluvia no esté presente y sea el sol quien domine en el firmamento, llenando de reflejos luminosos las bellas carrocerías de estos coches clásicos.