Noticias

 
El pasado lunes 17 de marzo una mujer de 35 años ha muerto a manos de su pareja en Mungia. Se trata del primer caso de violencia de género con  resultado de muerte que ocurre en Euskal Herria en lo que va de año.

Esta lacra social es el exponente más brutal de las desigualdades existentes entre mujeres y hombres. Hablamos de un problema de toda la sociedad, un problema de ámbito público que el Ayuntamiento quiere condenar mostrando también su repulsa a todo tipo de violencia de género.