Noticias

 

El pasado 8 de octubre se celebró la VII Concentración de Coches Clásicos de Loiu. En esta ocasión el tiempo acompañó y bajo un sol radiante y una temperatura casi veraniega hizo que desde primera hora de la mañana las carrocerías impecables y los preciosos cromados lucieran sus mejores galas, tanto en la plaza del ayuntamiento como en la de Alontsotegi. Pudimos deleitarnos con los clásicos Mustang, Chevrolet Belair, los queridos seiscientos o el mítico Triumph. Prácticamente fueron 200 los vehículos los que desfilaron por ambas plazas, entre los que se contaban coches, motos o incluso jeeps del ejército norteamericano.

La concentración dio comienzo a las 10:00 de la mañana, y una vez los propietarios de los coches vintages cumplieron con el trámite de la inscripción, a las 11:30 realizaron una ruta para visitar los municipios del entorno. Así, partiendo de la plaza del ayuntamiento, tomaron dirección Unbe, pasando por Laukiz, Gatika, para a continuación pasar por los barrios loiuztarras de Lauros, Aiartzas y Larrondo, además de por los municipios limítrofes de Derio y Sondika y finalizar sobre las doce y media del mediodía retornando al punto de partida. Fue entonces, una vez estacionaron sus joyas motorizadas, cuando el público asistente al evento pudo comenzar a realizar la votación de sus coches preferidos.

Sobre las 13.30 finalizó la votación del público, y a las 14.00 horas se celebró la entrega de premios, siendo los ganadores de esta VII Concentración de Coches Clásicos de Loiu los siguientes:

  • Vehículo más antiguo: Eladio Lasven Abadiño
  • Vehículo llegado de más lejos: Eduardo López por su Renault F6, que recaló desde Reinosa.
  • Vehículo local: Amalio Fernández, dueño de un Cadillac Calais Deville.
  • Vehículo más elegante:  Mikel Aingeru Arego con su Chevrolet Belair.
  • Vehículo más deportivo: Javier Aurtenetxe, de Lezama.

La jornada finalizó a las 14:30 con un lunch para los dueños de los vehículos, que se realizó en el restaurante Aurregoiti.

Desde el Consistorio la valoración es muy positiva, ya que en esta ocasión ha habido más gente y coches que nunca, batiendo un nuevo record de vehículos.