Noticias

 

El Ayuntamiento de Loiu sancionará a partir de ahora a aquellos propietarios que reincidan en el no cumplimiento de la normativa con respecto a la recogida de los excrementos de sus perros.

El Consistorio ha adoptado esta decisión tras observar cómo son muchos los que hacen uso de las zonas verdes y comunes del municipio y que no se responsabilizan de los desechos que sus mascotas dejan en la calle. "Aunque hay una mayoría que sí hace caso a las campañas que hemos llevado a cabo sobre este tema, hay gente que no hace caso en el tema de la recogida, a pesar de tener a su disposición papeleras y bolsas para ello", explica el alcalde de Loiu, Bizente Arteagoitia.

Los alguaciles que detecten estos comportamientos tomarán los datos de la persona que no recoja las heces de su perro y le advertirán de que si vuelve a ser pillado en falta se le sancionará económicamente. Si reincide a pesar de la advertencia, la primera multa será de 30 euros y el montante podrá subir hasta 300 en sucesivas ocasiones.